Estos son los consejos de los CEO para manejar diferentes crisis empresariales

Empresarios a la cabeza de compañías como Ecopetrol, Terpel y EPM destacan la importancia de contar con el apoyo total del equipo

Hay diferentes clases de crisis que pueden afectar a una empresa que no solo se remiten al terreno económico, sino que también pueden estar ligados a acontecimientos de la coyuntura local o global, como guerras o cambios políticos, así como acontecimientos técnicos internos o eventos relacionados con el terreno bursátil. Para cada uno de dichos escenarios, las cabezas de cualquier compañía tienen la obligación de estar preparados.

Con el propósito de conocer las herramientas y estrategias que utilizan las grandes compañías colombianas para enfrentar estas eventualidades, LR consultó a tres empresas que hacen parte del top cinco del último informe de las 1.000 empresas más grandes del país entregado por la Supersociedades: Ecopetrol, Terpel y Empresas Públicas de Medellín (EPM), que ocuparon el primer, tercer y cuarto lugar en materia de ingresos.

El presidente de Ecopetrol, Felipe Bayón, mencionó que las herramientas que usa para enfrentar cualquier tipo de crisis se centran en hacer de esta una oportunidad para llevar a cabo un profundo proceso de transformación empresarial, conformar un equipo de trabajo de primer nivel, así como aprovechar la tecnología y la innovación para transformar procesos.

Otros de los consejos entregados por el ejecutivo apuntan a tener metas ambiciosas, así como a fijar un propósito superior, que en el caso de Ecopetrol fue “aportar al desarrollo y bienestar de nuestro país”.

Uno de los escenarios que más conocimiento aportó a Ecopetrol en este tema fue la crisis de los precios de los commodities y lo que generó a la compañía entre 2015 y 2017. Para ese momento, Bayón comentó que la empresa salió fortalecida de la recesión generada por los bajos precios del crudo gracias a un proceso de transformación total dentro de la empresa.

“Son más de 600 iniciativas en toda la organización, en temas tan variados como la disminución de los tiempos de perforación de los pozos, ser más eficientes en el uso de la energía, buscar sinergias entre las empresas del grupo Ecopetrol, mejorar la gestión contractual, entre otros”, agregó.

Por su parte, la presidenta de Terpel, Sylvia Escovar, comentó que lo más importante siempre es guardar la calma y nunca actuar en caliente, así como oír consejos. “Cuando uno se reúne con su equipo y oye diferentes opiniones de la gente, se pueden encontrar diferentes perspectivas para solucionar una crisis”, dijo.

Asimismo, la ejecutiva detalló la importancia de pensar siempre en el largo plazo, además de comunicar constantemente, tanto a la audiencia interna y como externa. Esto con el fin de que “haya claridad de la situación, porque a veces se aumentan las versiones que hay sobre una crisis”.

El gerente general de EPM, Jorge Londoño de la Cuesta, destacó que lo más importante durante una crisis es contar con el apoyo del equipo de trabajo, tener capital en el bolsillo, decir siempre la verdad sobre la situación, tener espacios de esparcimiento para aclarar la mente, y, sobre todo, poner primero a la comunidad en cualquier decisión que se vaya a tomar. A su vez, subrayó que si una empresa no está dispuesta a llevarlas a cabo, “no debería arriesgarse a afrontar la crisis”.

Con respecto a las situaciones que se han presentado en la casa de máquinas de Hidroituango durante los últimos meses, Londoño resaltó que cada una de esas cinco claves “se llevó a cabo permanentemente”.

“En el caso de la ultima clave, hubo unas decisiones altamente costosas en términos de infraestructura que iban en beneficio de la gente, por ejemplo, haber tirado el agua por la casa de máquinas. Poner a la gente primero que la misma infraestructura es fundamental”, afirmó el ejecutivo.

Sobre la inversión en la casa de máquinas, Londoño mencionó que “estamos terminando de evaluar cuánto puede ser el daño total de la estructura e infraestructura a la fecha, pero puede estar cercana a unos $600.000 millones o $700.000 millones en total”.

Las compañías preparadas crecen más

Según cifras de Bain & Company, las empresas que estructuran y planifican procesos para afrontar periodos de desaceleración económica logran alcanzar una tasa de crecimiento anual compuesta de 17% durante la recesión, y una media de crecimiento de 13% en el periodo posterior a la crisis. A su vez, la firma identificó que dichas compañías sobresalen en áreas como la reestructuración de costos, orden financiero y mentalidad ofensiva para reinvertir en el crecimiento comercial.

FUENTE: www.larepublica.co